La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

La Potencia Existencial y la Evolución de la Biomasa.

 

El modelo neodarwinista considera que la evolución se fundamenta sobre las mutaciones o variabilidad genética azarosa de los elementos o fenotipos del conjunto constituido por una especie, sin que exista información genética, siendo la selección natural quien determina que los rasgos filogeneticos que favorecen la supervivencia de los individuos sean los que se perpetúen, ya que son los individuos que gozan de mayor capacidad de supervivencia, los que mas fácilmente puede reproducirse en mayor medida y por tanto preservar los rasgos genéticos adquiridos que facilitan dicha capacidad de supervivencia.

Esto en general es cierto pero las mutaciones no son fruto del azar sino de las pulsiones evolutivas, estas pulsiones evolutivas tienen varios niveles: pulsiones evolutivas fenotipicas, pulsiones evolutivas subgenotipicas y pulsiones evolutivas genotipicas.

Las pulsiones evolutivas fenotipicas constituyen el proceso de distribución fenotipica de la potencia existencial genotipica a desarrollar, en cuanto que es el proceso de adaptación de los individuos a sus hábitats concretos, lo cual expresa el proceso de consolidación filogenetica genotipica de las modificaciones evolutivas adaptativas de los fenotipos a su medioambiente especifico.

El proceso de integración de los fenotipos en sus diferentes habitas define en ocasiones particiones de los conjuntos genotipicos de las especies en subconjuntos fenotipicos específicos, lo que define una distribución especifica de la potencia evolutiva genotipica o subgenotipica entre los fenotipos de la especie.

La expresión fenotipica de la potencia evolutiva genotipica distribuyéndola entre los fenotipos o elementos del conjunto especifico, no plantea ningún problema por lo que pueden desarrollarse fenotipicamente dichas variedades y consolidarse por vía filogenetica entre diferentes fenotipos. Al ser de una gran variedad es posible el desarrollo de múltiples caracteres genéticos cuantitativos dentro de la variedad fenotipica de las especies y subespecies.

Pero las pulsiones evolutivas que sufren las especies y subespecies son también experimentadas por los individuos, de forma que aquellos individuos que experimentan una fuerte presión evolutiva que trasciende cualitativamente la especie sufren mutaciones evolutivas teratogenas, en función de las cuales se cercenan todas las pulsiones evolutivas que quedan fuera del cuadro evolutivo admitido por los conjuntos subespecicificos y específicos.

Las pulsiones evolutivas teratogenas tienen como función anular de forma dinámica todas las pulsiones evolutivas que tienen naturalezas especificas, las cuales están circunscritas a los periodos de reconversión evolutiva de las especies, los cuales definen procesos de mutación evolutiva generica no distribuida entre los fenotipos.

De esta forma estos periodos de reconversión especifica y subespecifica del material genético de las especies, es una recuperación temporal de la capacidad de mutación genética infobiologica de las bacterias.

El ambiente bacteriano es el mismo que se da dentro del sistema biológico de un organismo pluricelular, por lo cual se da el proceso de intercambio de información sobre una serie de cambios, pero no desaparecen las mutaciones infobiologicas bacterianas, sino que simplemente se regulan dentro de una estructura evolutiva jerárquica definida en función de los parámetros de desarrollo de la potencia existencial de la biomasa.

Que son los mismos que sigue la potencia existencial en su conjunto, tal y como hemos establecido en nuestras investigaciones de física teórica.

De esta forma tenemos dos tipos de mutaciones:

1) Mutaciones Biofilogeneticas, que son las mutaciones que asume la teoría evolutiva neodarvinista.

2) Mutaciones Bioinfogeneticas, que son las que asume la Teoría Evolutiva Infoenergetica.

Las mutaciones filogeneticas son un submecanismo de las mutaciones infoenergeticas, las cuales siguen el siguiente proceso:

Ce = conjunto especifico

Ce = Ce1 + Ce2 + Ce3 + ..... + Cen

Mf = Mutaciones fenotipicas

Mf = d{Pev} = mutaciones fenotipicas

Ddf{Pev} = diferencial de la potencia evolutiva genotipica

Pev = potencia existencial genotipica evolutiva

Ef = # (FB @ Fmi)

Ef = Evolucion fenotipica

# (FB @ Fmi) = suma de fenotipos biológicos pertenecientes al mutante mi

# = sumatorio, @ = pertenece, $ = integral

Los fenotipos biológicos son descendientes del fenotipo mutante mi, el cual tiene tanta mas capacidad de mutación biológica cuanto mas cantidad de experiencia genética le haya sido aportada, de forma que si la reproducción es por medio del aporte genético de dos fenotipos biológicos, el proceso mutacional de mi será de mayor potencia evolutiva desarrollada, que si el material genético procede de un solo individuo.

En los procesos evolutivos tenemos que la ultima formula se traduce de la siguiente forma:

# (FB @ Fmi) + # (FB @ Fmj) + ....... # (FB @ Fmz)


Como podemos ver todos los conjunto biológicos formados por los fenotipos de la especie m, se agrupan en subconjuntos formados por los descendientes biológicos de cada uno de los fenotipos que formaban la especie m en el momento del periodo evolutivo fenotipico. Pudiendo ser expresado de la siguiente manera:

Esm(Te0-Te1) = $ [# (FB @ Fmi) + # (FB @ Fmj) + ....... # (FB @ Fmz)]

 

Así tenemos la especie m en función del periodo evolutivo 1, que es igual a la integral formada por la suma de fenotipos biológicos descendientes de los fenotipos mi a mz.

Es necesario recordar que cada Fm? es un fenotipo de la especie en el periodo cero, pero estos fenotipos son los que han sobrevivido y tenido descendencia a lo largo del periodo 1, por lo que los fenotipos que van de Fma a Fmh, los cuales no aparecen en la formula, son los que no han sobrevivido hasta la finalización del periodo evolutivo Te1. Puede que se extinguieran al principio o bien al final del periodo 1, pero lo cierto es que con independencia de la fecha de su extinción no han sobrevivido al periodo evolutivo 1.

A partir de aquí comienza el periodo evolutivo Te2. Este periodo evolutivo ha arrancado de la finalización del periodo evolutivo Te1, determinando este final un proceso de integración evolutiva de todos los fenotipos biológicos descendientes de los fenotipos del periodo cero, en un conjunto de fenotipos genéticamente homogeneizados por la integración bioinfogenetica que ha constituido el final del periodo evolutivo biofilogenetico que antecede a su finalización bioinfogenetica.

Así pues todos los fenotipos de la especie biológica m han integrado las mutaciones filogeneticas desarrolladas por el conjunto de sus fenotipos, en un proceso cuyo desarrollo colectivo como grupo biológico se realiza de forma generacional, según los siguientes patrones.

Los nuevos individuos mutados grupacionalmente, no desarrollan sus nuevas características mas que a partir del momento en que se desprenden de la dependencia de sus progenitores, de forma que la especie m' surgida de esta mutación grupal y expresión del desarrollo grupal de la síntesis del desarrollo filogenetico anterior, define una estrategia de desarrollo en donde las nuevas características no interfieren con el desarrollo de individuos dependientes de sus progenitores, sino que son los individuos independientes los que las desarrollan, lo cual a su vez no interfiere en la dependencia mutua de los individuos de la especie, pues estas mutaciones bioinfogeneticas son comunes a todos los fenotipos de las nuevas generaciones.

A su vez tenemos que el científico Richard Dawkins al desarrollar la teoría de los memes ha contribuido a resolver algunos de los problemas que tenia planteado el modelo evolutivo de la ciencia burguesa, el cual define e integra implícitamente el modelo evolutivo neolamarquiano dentro del neodarwinista.

Esquema neolamarquiano el cual se ha desarrollado con correcciones en la teoría de los memes, sin resolver todos los problemas del modelo evolutivo de la ciencia burguesa, ya que el autor de la misma aunque resuelve algunos problemas del modelo neodarwinista, niega la evolución por grupos que correspondería al modelo neolamarquiano plenamente desarrollado. Es cierto que la teoría de los memes podría considerarse que recoge el modelo darwinista, combinándolo con el neolamarquiano de los memes, que se transforman de esta forma en el mecanismo de influencia medioambiental que rige el proceso evolutivo, superando el conjunto de graves inconvenientes que determina la neutralización de una evolución regida por el azar, que solo tiene como mecanismo corrector a la selección natural.

Pero el problema de fondo sigue existiendo en la medida en que el azar sigue siendo el patrón de los complejos procesos evolutivos, que en un principio solo podrían ser compensados por una ley física de conservación, que tendría como contenido implícito la conservación de la potencia existencial, siendo el desarrollo cinético de la potencia existencial su manifestación explícita.

La ciencia como principio fundamentado en el azar o el caos no es ciencia sino accidente, en tanto que la afirmación del azar o el caos expresa la inmadurez adolescente de la concepción científica del mundo, que debe afirmar el azar porque cree que una ley de conservación es una concepción religiosa, cuando es la ausencia de esa ley física de conservación la que convierte a Dios en una necesidad objetiva para definir de una forma científica la existencia objetivada como universo, necesidad que desaparece desde el momento en que esa ley física de conservación queda constituida por la propia existencia objetivada como universo.

El carácter local de los acontecimientos existenciales que definen tanto la relatividad como la mecánica cuántica y la renovación neolamarquiana del neodarwinismo a partir de los memes, nos sitúa ante el problema fundamental de la ciencia del siglo XXI la superación del localismo como principio existencial de la realidad. Lo que implica que la relatividad, la mecánica cuántica y el neodarwinismo constituyen una interpretación localizada de leyes universales, que tienen la función de permitir una interpretación científica de la realidad revelada por el desarrollo de la ciencia experimental dentro del marco sociocultural conceptual en el que existe la ciencia burguesa. Por lo que constituyen una necesidad durante el proceso de nacimiento de la ciencia burguesa, que la Contrarrevolución Sociocultural Burguesa Postmoderna transforma en virtud, ya que la necesidad existencial impuesta que nos impide interpretar debidamente los fenómenos físicos y biológicos, no es una virtud sino una necesidad impuesta por la burguesía como clase para si, en virtud de su ley sociocultural de conservación de la misma como clase dominante, que es lo que corresponde a los paradigmas científicos burgueses imperantes.

En nuestro análisis físico del desarrollo de la potencia existencial abordamos varias cuestiones, pero probablemente nos falte determinar y definir con toda precisión algunos aspectos del problema del desarrollo de la potencia existencial, que serian los siguientes:

1) Podemos considerar la existencia como formada por varios universos que expresan la diferenciación de la potencia existencial dinámicamente equivalente, donde quienes la comparten existen simultáneamente en el conjunto de los universos con potencia existencial dinámicamente equivalente.

2) A medida en que se desarrollan las potencialidades existenciales diversas de forma cinética, como diferencias existenciales dinámicas los conjuntos de equipotencia existenciales dinámicas equivalentes, tienden a ramificarse en subconjuntos de potencia existencial dinámicamente equivalentes, con lo cual se produce una reducción del numero de universos cuyos contenidos dinámicos coexisten simultáneamente en varios universos. De forma que donde antes había un solo conjunto de universos cineticamente equivalentes, ahora existen varios subconjuntos de universos que se han excluido del conjunto común, dándose varias particiones cinéticas que existencialmente que forman distintas clases de equivalencia donde antes había una sola.

3) Todo conjunto de universos que forman una clase de equivalencia comparten cineticamente durante el periodo de equivalencia cinética existencial, un genotipo evolutivo dinámico existencialmente compartido de forma que la variedad fenotipica dentro de cada universo, define una distribución del desarrollo fenotipico del conjunto de equivalencia existencial fenotipica de los universos genotipicamente equivalentes.

4) Cuando el conjunto de universos que constituyen una clase de equivalencia o genotipo existencial ha concluido su periodo de evolución genotipica especifica, se produce una integración genotipica de los diferentes desarrollos fenotipicos que han tenido lugar en cada universo, de forma que se genera la integración de las diferentes clases de equivalencia definidas fenotipicamente en cada universo del conjunto genotipico existencialmente equivalente cuyo proceso evolutivo equivalente ha concluido, en unos subconjuntos genotipicos en los que se excluyen las nuevas clases de equivalencia definidas fenotipicamente en cada uno de los universos del conjunto evolutivo universal genotipico especifico. De esta forma se produce una integración genotipica excluyente en varias integraciones genotipicas de la totalidad de la potencia existencial fenotipicamente desarrollada por el conjunto de universos genotipicamente equivalentes. De forma que estas nuevas clases de equivalencia forman nuevas formas de potencia existencial universal fenotipica a desarrollar dinámicamente por cada uno de los universos.

5) El modelo evolutivo que siguen los diferentes universos de un mismo conjunto genotipo de universos es el mismo que siguen los linajes filogeneticos que definen la integración especifica de los fenotipos al concluir el ciclo de desarrollo biofilogenetico y producirse la integración de los mismos en el modelo bioinfogenetico, que define la equivalencia existencial de los elementos de la partición tanto biológica como universal.

6) los fenotipos extinguidos que no se incluyen, en el caso de los universos representan las exclusiones dinámicas de las potencialidades existenciales universales, que no pueden incluirse en el nuevo conjunto genotipico existencial de universos y que se incluyen en otros conjuntos genotipicos o clases de equivalencia universales diferentes.

Es cierto que los fenotipos extinguidos de un conjunto evolutivo biológico genotipico, no son iguales que los fenotipos constituidos por un universo, pero aquí no estamos definiendo una igualdad sino una funcionalidad existencial evolutiva, que en este caso es equivalente con independencia de la forma de potencia existencial especifica que deba de ser desarrollada cineticamente, así como de las formas de exclusión existencial especifica de cada una de las potencialidades existenciales especificas que deben de ser desarrolladas cineticamente.

Antes de continuar me parece importante ser consciente de que lo que diferencia a la actual etapa evolutiva de la biomasa sociocultural, es el proceso de desarrollo ideológico intelectual de la biomasa sociocultural frente a los procesos de desarrollo estético emocionales de la misma.

Por ello lo mas importante del cerebro humano actual es su capacidad para percibir de forma ideológico intelectual el cosmos, frente a las formas de percepción estético emocionales que representaban los anteriores ciclos evolutivos socioculturales extinguidos.

La conciencia es el sentido interpretativo de la realidad, que consiste en la capacidad de percibir la realidad especifica concreta de una manera formalmente precisa en la objetividad operativa fenotipica de la entidad de la biomasa que realiza la percepción, combinada esta percepción con un desarrollo perceptivo motriz que permita a su vez la interpretación ontológicamente consciente de esta percepción.

La interpretación ontológicamente consciente de esta percepción es lo que constituye el sentido interpretativo de la realidad, que supera el limite de la autodiscriminación perceptiva que hemos desarrollado ampliamente en La Conquista del País de Morfeo. De este modo el cerebro de la biomasa sociocultural hipoenergetica es capaz de percibir el proceso de integración del desarrollo cinético de la potencia existencial, así como su proceso de diferenciación como expresión del desarrollo cinético de la misma, lo cual es expresado en la forma mas primitiva del conocimiento que practicaban los chamanes y mas tarde los iatromantes.

Siendo esto lo que expresaban los laberintos en espiral como formas mas desarrolladas del conocimiento alucinógeno, que constituye la primera forma del conocimiento, pero es un conocimiento alienado en la infrahumanización ecológica de la potencia existencial, que es lo que define la necesidad de desarrollo de la Revolución Sociocultural Antiecologista que hoy la Contrarrevolución Burguesa Ecologista Postmoderna trata de destruir, desarrollando una estrategia contrarrevolucionaria en donde se confunde cínicamente la ecología como ciencia con el ecologismo contrarrevolucionario postmoderno.

Si tomamos como ejemplo el laberinto en espiral de la Estación del Norte de Barcelona, podemos realizar el itinerario adentrándonos el mismo.

Entramos en laberinto donde nuestro camino hará que el espacio desde donde estamos valla hacia la integración en la potencia existencial, yendo de fuera hacia adentro, de forma que las ecuaciones que forman nuestra existencia concreta y diferenciada de otras existencias, constituida por las ecuaciones físico matemáticas que definen nuestro cuerpo, nuestros sentidos y nuestra conciencia se vallan integrando en la función existencial que esta representada por el centro del laberinto, la cual expresa la integración de la variable independiente y de la variables parciales que definen nuestra función existencial.

Cuando se entra en el laberinto la fuerza activa es la integradora de la potencia existencial del universo, en tanto que la fuerza reactiva es la cinética o diferenciadora de la potencia existencial.

Cuando se sale del laberinto la fuerza activa es la diferenciadora de la potencia existencial, en tanto que la reactiva es la integradora.

Cuando la fuerza activa integradora realiza el trabajo de integración se agota como fuerza activa, trasformándose en fuerza reactiva. En tanto que la fuerza reactiva de diferenciación se transforma en fuerza activa.

Cuando la fuerza activa diferenciadora realiza el trabajo de diferenciación se agota como fuerza activa, trasformándose en fuerza reactiva. En tanto que la fuerza reactiva de integración se transforma en fuerza activa.

Cada una de las fuerzas activas se agota al realizar su función de integrar o diferenciar la potencia existencial, pero al mismo tiempo como complementarias que son en el proceso de conservación de la potencia existencial diferenciada o integrada, realizan la regeneración de la complementaria, de forma que al cumplir su cometido en el proceso de conservación de la existencia como ley física que se agota realizándose como fuerza activa cinética o potencial, y se conserva regenerando la fuerza activa complementaria potencial o cinética, al cumplir su tarea como fuerza existencial activa, se transforma en reactiva la activa y la reactiva se transforma en activa.

La entrada y salida continuada del laberinto es la expresión de lo que constituye la ley física de conservación que es la existencia.

A partir de este proceso queda definida la capacidad para el desarrollo de la Identidad Ideológico Intelectual, no ya como elemento subordinado al Super-Yo Estético Emocional, que define el limite del Desarrollo de la Biomasa Sociocultural Superhipoenergetica.

Pero este proceso exige la potenciación al máximo del proceso de desarrollo de la Biomasa Sociocultural Alienada en el Computador Ionosferico, que determina el limite del desarrollo de la Identidad Estético Emocional. Limite del desarrollo de la Identidad Estético Emocional que es lo que constituye el Grado Supremo de la Iniciación, cuya naturaleza esta claramente analizada y expresada en el Objeto Volante No Identificado.

Así el mítico ciclo sociocultural hiperboreo, seria aquel que corresponde a la biomasa sociocultural hipoenergetica, que correspondería a una especie sociocultural con plena capacidad para el desarrollo de la Identidad Ideológico Intelectual y unas características muy parecidas a la raza nórdica, pero al mismo tiempo con unas capacidades para interaccionar con el Computador Ionosferico muy superiores las anteriores especies socioculturales, incluso las mas avanzadas, pero cuyas capacidades de interacción con el Computador Ionosferico hicieron que al no tener necesidad de desarrollar su identidad sociocultural, esta alienación en la identidad estético emocional no fuera superada, de forma que se produjo la extinción de la biomasa sociocultural hiperborea.

En el siguiente proceso comenzó un desarrollo donde las biomasas socioculturales anteriores, influyeron en las diversas etapas de la evolución sociocultural del Homo Sapiens Servil.

En cada una de las etapas de la evolución sociocultural del mismo intervinieron por orden de jerarquía evolutiva, las diversas biomasas socioculturales anteriores al mismo, hasta llegar a la biomasa sociocultural hiperborea. De este modo los dioses son el proceso de integración dentro del proceso evolutivo del Homo Sapiens Servil de las diversas etapas de la biomasa sociocultural anterior, cuyas técnicas se fundamentaban en el uso del Computador Ionosferico.

La Interpretación Extraterrestre de las etapas socioculturales anteriores, basadas en la interacción directa con el computador Ionosferico, en vez de en el desarrollo de una tecnología y en la humanización funcional de la naturaleza, superando el vasallaje ecológico de la biomasa sociocultural al Computador Ionosferico, proyectando esta superación como existencia de principios socioculturales superiores a las fuerzas biecologicas de la naturaleza, que eran de esta forma proyectados por las biomasas socioculturales en los momentos álgidos de su extinción como formas de superar su alienación anterior, ya que el nuevo ciclo sociocultural arrancaba con las experiencias concentradas de la anterior biomasa sociocultural extinguida. Estas experiencias concentradas constituían la información genética fenotipica acumulada del ciclo fenecido y pasaban a la información genética a desarrollar por el nuevo ciclo evolutivo, de forma que la potencia biecologica rescatada podía concentrar en las nuevas formas fenotipicas existenciales pertenecientes a los conjuntos genotipicos de la biomasa que partía de un nivel evolutivo superior, las nuevas formas que determinaban tanto el conjunto de las nuevas especies biecologicas como su culminación genotipica sociocultural.

El ciclo evolutivo hiperboreo que fue quizá un subciclo del ciclo que corresponde al desarrollo sociocultural de los homínidos, fue quizá uno de los últimos desarrollos socioculturales basados en las tecnologías del Computador Ionosferico, ya que en este y en los anteriores ciclos basados en las tecnologías del computador Ionosferico, no existían las figuras arquetípicas de los dioses, pues los dioses representan una interacción alienada con el computador ionosferico, que es lo que representan las tecnologías fundamentadas en las Tecnologías Infoenergeticas, desarrolladas a partir de las acciones hiperenergeticas de la biomasa sociocultural. Pero después del ciclo hiperboreo cuya función es desarrollar al máximo la capacidad tecnológica infoenergetica de la biomasa sociocultural, utilizando una especie sociocultural con capacidad hipoenergetica para percibir los procesos de diferenciación e integración de la ley física de conservación que constituye la existencia, era necesario recuperar la potencia sociocultural alienada en las relaciones infoenergeticas de producción, iniciando un nuevo ciclo evolutivo en donde el desarrollo de la biomasa sociocultural hipoenergetica, estuviera basado en el desarrollo de una identidad sociocultural no alienada en un desarrollo infoenergetico de las fuerzas productivas.

Esta identidad sociocultural no alienada en el desarrollo infoenergetico de las fuerzas productivas, nos define una producción económica sociocultural cuya función es el desarrollo de la identidad ideológico intelectual, que haga posible un desarrollo de las fuerzas productivas basado en el sometimiento del orden bioecologico al orden sociocultural humano, que define el desarrollo sociocultural de las fuerzas productivas sometidas a la manipulación racional y tecnológica de la naturaleza funcionalmente humanizada por la biomasa sociocultural hipoenergetica.

El proceso nos implica que los llamados instructores de la humanidad representados bajo formas mixtas, corresponden a diversas etapas anteriores, en donde el desarrollo sociocultural de las fuerzas productivas se asienta sobre manifestaciones iconograficas de naturaleza infoenergetica, donde la nueva biomasa sociocultural recibe de las anteriores biomasas socioculturales las conquistas de las mismas, pero adaptadas a un nuevo modelo de desarrollo sociocultural hipoenergetico de las fuerzas productivas.

Los diferentes tipos de dioses que se van sucediendo representan las diferentes etapas del proceso sociocultural de desarrollo de las fuerzas productivas, de forma que ha medida que se van superando ciertos niveles, se produce el abandono de los antiguos dioses y su sustitución por otros nuevos, hasta llegar a los dioses olímpicos, a los que suceden en una determinada época los dioses monoteístas.

En función de ello podemos apreciar la necesidad históricamente objetiva de la religión dentro del nuevo modelo de desarrollo de la potencia evolutiva de la nueva biomasa sociocultural, así como el proceso de superación de la misma, que implica no la negación sino la compresión de su doble significado como adquisición del desarrollo alcanzado por anteriores biomasas socioculturales, dentro del proceso de desarrollo de la nueva biomasa sociocultural, así como el proceso de desarrollo de la potencia sociocultural hasta alcanzar los niveles que corresponde a la actual etapa de la biomasa sociocultural que culmina con la sociedad comunista tal y como ha sido planteada por mi.

En función de ello podemos comprender que el actual ciclo sociocultural debe someter la maquinaria ecológica de la naturaleza al orden generado por las relaciones socioculturales de producción, las cuales deben reemplazar al modelo de relaciones de producción socioculturales ecológicamente alienadas en el modelo bioecologico constituido por el planeta Tierra.

Por ello se trata de racionalizar el modelo productivo sociocultural, sometiendo la totalidad de las fuerzas productivas bioecologicas a las relaciones de producción socioculturales generadas por la biomasa sociocultural, lo que implica la extinción sociocultural de las identidades individuales y colectivas burguesas, que son quienes impiden la racionalización sociocultural de las relaciones de producción socioculturales.

La extinción de las identidades individuales y colectivas burguesas implica el desarrollo de las identidades individuales y colectivas proletario comunistas, que nada tienen que ver con las identidades individuales y colectivas burguesas sin burguesía de la socialdemocracia, el estalinismo, el anarquismo, el ecologismo, el feminismo, el animalismo, etc.

La no racionalidad del modelo de producción burgués es el reflejo de la no racionalidad de los otros modelos de producción socioculturales, una vez superados ciertos niveles de desarrollo de la biomasa sociocultural que solo puede sostenerse como biomasa cultural, si existe una dinámica de desarrollo sociocultural de la biomasa, sea del tipo que sea. En la medida en que esta dinámica sociocultural se interrumpe y no existe un completo dominio sociocultural del planeta, se produce una reacción destructiva en función de la fatiga física, el dolor y el sufrimiento anímico generado por la actividad de la biomasa sociocultural que determina el fin del ciclo evolutivo y la extinción de lo que existe.

Por tanto la preservación de las identidades socioculturales ecológicamente alienadas, en la medida en que estas identidades no son necesarias para el desarrollo sociocultural de las fuerzas productivas, determina la extinción del ciclo sociocultural y la liberación de las fuerzas y energías bioecologicas absorbidas por la biomasa sociocultural, ya que el dominio sociocultural de las fuerzas productivas bioecologicas solo es posible en la medida en que crece el poder y la potencia sociocultural sobre las fuerzas productivas bioecologicas recolectadas por la biomasa sociocultural. La cual para estabilizar su dominio debe alcanzar tal poder tecnológico sobre las fuerza de la naturaleza, que sea capaz de realizar en función de su tecnología sociocultural todo aquello que las fuerzas generadas por la evolución biecologica de la naturaleza han realizado.

Por tanto las identidades socioculturales biecologicamente alienadas que impiden a la biomasa sociocultural, realizar el pleno dominio racional tecnológico y consciente sobre la totalidad de la biomasa sociocultural y de la naturaleza bioecologica debe desaparecer.

Lo cual no tiene nada que ver con las visiones estúpidas de una humanidad bionica formada por híbridos de cuerpos humanos y maquinas, significa la capacidad de introducir dentro de la biomasa bioecologica humana propiedades que no surgirían de la evolución de una biomasa sociocultural ecológicamente alienada, sino de una biomasa sociocultural que define los procesos de transformación y de mutación de sus propios cuerpos, según las necesidades de la biomasa sociocultural como tal.

En una palabra se trata de desarrollar en la biomasa sociocultural humana cuerpos como los descritos por los autores de Superman, lo que implica que en lo que respeta a los superheroes existe una percepción de las potencialidades que permitirá el proceso de desarrollo de las fuerzas productivas sin las limitaciones bioecologicas de la biomasa sociocultural.

El extraterrestre superman, al igual que las vainas extraterrestres de la Invasión de los Ladrones de Cuerpos, así como la superhumanidad de Planeta Prohibido autodestruida por las identidades individuales y colectivas burguesas que habían sobrevivido a un desarrollo sociocultural de las fuerzas productivas que les superaba, nos demuestra como la potencia sociocultural burla la censura de las infrahumanas identidades individuales y colectivas burguesas.

Como podemos ver la ciencia y el arte burgués trabajan para la preservación de las identidades individuales y colectivas burguesas, impidiendo que los alter egos proletario comunistas ocupen el papel que les corresponden, pero al mismo tiempo bajo la censura de las identidades individuales y colectivas burguesas, tanto el arte como la ciencia se abren paso permitiendo que la actual biomasa sociocultural culmine su ciclo, superando las fuerzas del instinto de muerte de las antiguas biomasas socioculturales de las que la biomasa sociocultural hiperborea invocada por el nazismo es la mas peligrosa de todas, pero todas sin excepción expresadas a través del mito de los Anunnaki reflejan el revisionismo histórico, prehistórico y protohistorico tras el cual acecha el instinto de muerte de las biomasas socioculturales extinguidas, que son el verdadero contenido de la Contrarrevolución Burguesa Postmoderna bajo cualesquiera de sus múltiples formas y manifestaciones.

El arte y la ciencia proletario comunistas que el neotrotskysmo ha desarrollado, nos indica como escapar a la extinción que las fuerzas del instinto de muerte de la Contrarrevolución Burguesa Postmoderna preparan a la humanidad.

 

 

LA CONTRARREVOLUCIÓN BURGUESA POSTMODERNA Y LAS PSEUDOINTELIGENCIAS EXTRATERRESTRES


El fenómeno constituido por los presuntos extraterrestres es parte integra del mecanismo contrarrevolucionario de la lucha de clases, aunque estos extraterrestres tengan una versión pseudoprogresista y si me apuran hasta pseudorrevolucionaria.

Ya he señalado que las pulsiones evolutivas no asimilables socialmente tienen una manifestación teratológica, cuyo objetivo estratégico es eliminar al fenotipo portador de esas fuertes pulsiones evolutivas, produciendo en el mismo una degeneración, o sea un mutante degenerado teratológicamente.

Si analizamos la conducta de aquellos que dicen haber sido contactados por los extraterrestres, mas allá de las intenciones subjetivas de los mismos, o de su relación con la idea de la existencia de vida extraterrestre, que puede ser nula, como también puede ser involuntaria, como la propia experiencia puede ser positiva o negativa, de forma que puede provocar identificación con la experiencia vivida o bien horror y rechazo hacia la misma. Nos encontramos con que lo que aquí se manifiesta es la particularización genotípica de unas pulsiones sociales evolutivas, constituidas por la necesidad objetiva del desarrollo sociocultural de la Identidad Comunista.

Identidad Comunista que es socialmente inviable por el desarrollo victorioso de la Contrarrevolución Burguesa Postmoderna, en donde la Primera Guerra Imperialista Mundial destruye la Identidad Socialdemócrata Reformista del Proletariado Como Clase Para Si, determinado el aislamiento de la Revolución Social en Rusia y la derrota de la misma en Alemania.

La Tercera Internacional nacida bajo la dinámica de la Revolución Social en Rusia dirigida por el Partido Bolchevique, que dará nacimiento a la Unión de Republicas Socialistas Soviéticas, aislada en un país atrasado carece de la dinámica y la consistencia sociocultural (el centralismo ideológico) para conservar la capacidad estratégica que impeda la degeneración sociocultural de la Revolución Social, así como de la Identidad Socialdemócrata Revolucionaria escindida de la Identidad Socialdemócrata Reformista.

El fracaso de León Trotsky en su lucha contra el estalinismo, la socialdemocracia y las fuerzas centristas, que se desarrolla entre 1930 y 1938, cuando funda la Cuarta Internacional, así como el asesinato del mismo en 1940, en medio de la Contrarrevolución Burguesa Postmoderna constituida por la Segunda Guerra Imperialista Mundial. La cual cuando Alemania Ataque la URSS, rompiendo el pacto de no agresión firmado con la misma, marca el punto en que la Contrarrevolución Burguesa Postmoderna tiene dos versiones: la contrarrevolución burguesa postmoderna fascista (Alemania, Italia, Japón) y; la contrarrevolución burguesa democrática con y sin burguesía constituida por el frente popular internacional: Gran Bretaña, Estados Unidos y la Unión Soviética.

Antes de finalizar la Segunda Guerra Imperialista Mundial las biomasas socioculturales extraterrestres fundamentadas sobre el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas, eran una hipótesis intelectual y científica perfectamente razonable pero no constituían una necesidad sociocultural de la civilización burguesa. Este es un dato que se puede apreciar a lo largo de toda la ciencia ficción de las cinco primeras décadas del siglo veinte, pero es a partir de la sexta década (después de 1950), cuando esto se convierte en una necesidad sociocultural de la civilización burguesa con o sin burguesía (extraterrestres en los estados obreros deformados).

Las primeras manifestaciones tienen lugar a finales de la Segunda Guerra Imperialista Mundial, siendo los pilotos de las sociedades burguesas con burguesía quienes comienzan a ver las llamadas bolas de fuego, que toman por armas secretas del enemigo.

Tras la guerra es en el año 1947 cuando aparece la primera configuración infoenergética de este proceso, que a través de los pilotos de cómbate expresa el desarrollo por parte de la Contrarrevolución Burguesa Postmoderna de un mecanismo de deformación teratológica que permita la deformación teratológica, de las poderosas pulsiones evolutivas creadas por la Guerra Mundial que hace que los Alter Egos Proletario Comunistas tiendan a reemplazar a las Identidades Individuales y Colectivas Burguesas.

El surgimiento del fenómeno entre finales de la década de los cuarenta y el progresivo desarrollo de la fenomenología extraterreno, junto con la aparición de todo el conjunto de contactos que siguen la misma pauta que las la mitología clásica, lo que a su vez permite camuflar lo que es una degeneración teratológica de mutaciones socioculturales de las pulsiones evolutivas de los Alter Egos Proletario Comunistas, identificando las manifestaciones socioculturales infoenergéticas de épocas anteriores al desarrollo de la Revolución Industrial, con las deformaciones socioculturales teratológicas de las mutaciones impulsadas por los Alter Egos Proletario Comunistas. Lo que permite a la Contrarrevolución Burguesa Postmoderna abortar el proceso de desarrollo sociocultural de las Identidades Comunistas, que debían comenzar a desarrollarse a partir de la sexta década del siglo veinte.

Es conveniente tener en cuenta, que tal y como hemos planteado anteriormente, que el Estado del Bienestar es el equivalente al proceso de desarrollo de la sociedad burguesa sin burguesía en función del proceso de universalización social positiva de la misma, la cual hubiera tenido que transformarse en sociedad comunista a partir de la década de los ochenta, al generalizarse la mutación sociocultural que hubiera dado nacimiento a la Identidades Comunistas, que hubieran comenzado a desarrollarse de forma molecular a partir de la sexta década del siglo veinte.

La contrarrevolución Burguesa Postmoderna tiene como objetivo estratégico parasitar la energía sociocultural que habría de provocar la mutación sociocultural que diera nacimiento a la sociedad comunista, siendo el resultado de la misma crear una potencia sociocultural infoenergética sostenida por la Contrarrevolución Burguesa Postmoderna, que impida el desarrollo de la Revolución Comunista Infoenergética Mecanicista.

Para esto sirven los extraterrestres, los reptilianos, así como todas la criaturas infoenergéticas generadas por los mecanismos recesivos de la tecnología infoenergética, que hemos heredado de las especies socioculturales anteriores a la nuestra.

Esos mecanismos de la tecnología sociocultural infoenergética heredados de las especies socioculturales anteriores a la nuestra, son los que regulan y rigen las relaciones sociales de producción burguesas con o sin burguesía, siendo los que sostienen la Contrarrevolución Burguesa Postmoderna, así como los que han impedido el pleno desarrollo de mecanicista de la lucha de clases reivindicativa y revolucionaria, haciendo posible el desarrollo de la Contrarrevolución Burguesa Postmoderna.

Tan solo el desarrollo sociocultural del Centralismo Ideológico puede anular el mecanismo sociocultural de la Contrarrevolución Burguesa Postmoderna, haciendo posible que los Alter Egos Proletario Comunistas determinen la mutación sociocultural de las Identidades Burguesas en Identidades Comunistas.

La novela La Invasión de los Ladrones de Cuerpos, junto con la película y sus posteriores versiones, mas allá de las intenciones del autor ha sido un instrumento decisivo en el proceso de degeneración teratológica de las mutaciones socioculturales que hubieran tenido lugar de no haberse producido la contrarrevolución sociocultural impulsada por la ciencia ficción y la fenomenología pseudoextraterrestre.

Pero esa misma contrarrevolución sociocultural al ser analizada científicamente por mi debía proporcionar los medios para superar la misma, creando el mecanismo sociocultural de la Revolución Comunista Infoenergética Mecanicista. El cual existe desde hace once años.

 

 

 

LOS MECANISMOS INFOENERGÉTICOS DE LA LUCHA DE CLASES

 

Hoy he hecho un repaso sobre la mitología extraterrestre e intraterrestre, así como el proceso en función del cual la contrarrevolución burguesa postmoderna utilizara en su propio beneficio los mecanismos socioculturales, que en su día permitieron el desarrollo de una biomasa sociocultural fundamentada sobre el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas.

Aclararemos que los dioses intraterrestres se corresponden con las biomasas socioculturales reptil y dinosauria, las cuales comparten con las biomasas socioculturales mamíferas anteriores a la nuestra un rasgo sociocultural común, su desarrollo de las fuerzas productivas estaba fundamentado sobre la tecnología infoenergética, por eso estas biomasas socioculturales mamíferas anteriores se extinguieron, dando paso a un biomasa sociocultural fundamentada sobre el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas.

El creacionismo de la humanidad por los dioses intraterrestres o extraterrestres, algo inexistente en las biomasas socioculturales infoenergéticas , pues para ello era necesario el desarrollo de un mecanismo genético sociocultural mecanicista, en donde la transmisión sociocultural genética debía aparecer como un mecanismo mecanicista externo, o sea bajo la forma de dioses intraterrestres o extraterrestres de ahí que dichas formas se presentaran a si mismas ante sus instruidos como dioses creadores de la humanidad, los cuales utilizaban unas técnicas de construcción mecanicista de la humanidad, las cuales se correspondían con aquellas que el desarrollo mecanicista objetivo de las fuerzas productivas podía asimilar.

La razón de que las especies socioculturales reptiles y dinosauras aparecieran ante la humanidad como dioses intraterrestres, tiene que ver con el hecho de que las extinciones que corresponden a sus ciclos evolutivos fueran masivas, lo que determino que una fracción de estas sobrevivieran bajo la tierra antes de su completa extinción. Lo que a su vez se corresponde con las civilizaciones protohistóricas mas primitivas, que definen las formas de desarrollo mas bárbaras y brutales en sus exigencias a los humanos sometidos a su tutela, en la cual se sientan los fundamentos de la primeras formas socioculturales fundamentadas sobre el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas. Estos dioses intraterrestres son el ADN o código genético sociocultural que sintetizando las experiencias del ciclo sociocultural que les corresponde, obligan a la nueva biomasa sociocultural a emprender el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas. De hecho la religión es el producto de una tecnología infoenergética de una especie sociocultural extinguida, cuya manifestación como dioses es la forma para que la potencia existencial sociocultural genética mecanicista que hay que desarrollar, pueda materializarse como especie sociocultural fundamentada sobre el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas. De forma que para poder superar las limitaciones evolutivas de las especies socioculturales infoenergéticas, utiliza las capacidades tecnológicas de las especies socioculturales infoenergéticas extinguidas para realizar un conjunto de prototipos socioculturales diversos, comenzado por las mas primitivas y progresivamente a medida que los diferentes prototipos culturales se van desarrollando y agotando sus diversas capacidades, intervienen las especies socioculturales infoenergéticas mas desarrolladas.

Tras los prototipos socioculturales fundamentados sobre las especies socioculturales premamíferas, finaliza el desarrollo de los prototipos socioculturales fundamentados sobre los dioses intraterrestres, comenzando el desarrollo de los prototipos socioculturales de los dioses extraterrestres.

El hecho de que aparezca muy a menudo la referencia a las Pléyades y a la constelación de Orión tiene una explicación simple, es posible que en dicha zona del universo existieran especies socioculturales infoenergéticas semejantes a las que habían poblado nuestro planeta, de forma que estas especies vivas serian utilizadas como vehículos para lograr que las formas socioculturales ya extinguidas consiguieran una inercia existencial, que quizá no lograrían alcanzar si se tratara de simples procesos infoenergéticos sin un soporte material viviente. Lo cual es importante si tenemos en cuenta que estos procesos quizá duraron décadas, siglos o milenios.

En su día este proceso permitió el desarrollo de una biomasa sociocultural fundamentada sobre el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas, en la actualidad la invocación a estas biomasas socioculturales extinguidas consideradas como extraterrestres representa un intento de impedir la mutación sociocultural de la humanidad que haga posible el nacimiento de la sociedad comunista.

 

Ayer complete lo referente a la función de las biomasas socioculturales extinguidas en el proceso de desarrollo de la Biomasa Sociocultural fundamentada sobre el Desarrollo Mecanicista de las Fuerzas Productivas. Abordando la resolución de la dualidad entre biomasas socioculturales extinguidas autodefinidas como potencias socioculturales infoenergéticas de origen intraterrestre, frente a las biomasas socioculturales extinguidas autodefinidas como potencias socioculturales infoenergéticas extraterrestres. De idéntica forma se señalo el porque aparecen dentro de las potencias socioculturales infoenergéticas extinguidas de origen terrestre sus referencias a las Pléyades y la Constelación de Orión, en la medida en que el proceso de desarrollo de una biomasa sociocultural podía requerir una tutela de décadas, siglos o milenios, para lo cual había que proporcionar una inercia existencial que no podía fundamentarse sobre especies socioculturales extinguidas, sino que estas especies socioculturales extinguidas debían adquirir una inercia existencial con especies socioculturales semejantes a ellas y existentes en una región del universo visible desde la Tierra.

Esta inercia existencial se lograba a través de una resonancia existencial entre la proyección infoenergética de las especies socioculturales infoenergéticas terrestres, extinguidas desde hacia millones de años y la inercia existencial de especies socioculturales infoenergéticas vivas, las cuales eran semejantes a las existentes en las zonas de donde decían proceder nuestras especies socioculturales extinguidas. Por lo cual cuando decían que procedían de allí, lo que de verdad decían es que su inercia existencial tenia allí su origen.

La cuestión que queda por dilucidar es si estas especies socioculturales infoenergéticas extraterrestres eran conscientes de este proceso, o si por el contrario no lo eran. También esta la cuestión de si las especies socioculturales infoenergéticas intraterrestres estaban o no extinguidas, ya que la configuración los primeros prototipos de las civilizaciones fundamentadas sobre el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas, por su propia naturaleza requería una inercia existencial que no tenia una especie sociocultural extinguida hacia millones de años. Lo que me lleva a la conclusión de que una parte de las biomasas socioculturales infoenergéticas premamíferas se refugiaron debajo de la Tierra, pero sin poder abandonar los lugares en los que se refugiaron para sobrevivir, de forma que cuando se hizo necesario forjar las primeros prototipos de civilizaciones fundamentados sobre el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas, estas especies socioculturales infoenergéticas premamíferas extinguidas sobre la superficie de la Tierra hacia millones de años, pero cuyas elites lograron sobrevivir refugiándose dentro de la Tierra proporcionaron la inercia existencial a las proyecciones infoenergéticas de las mismas.

Llegando a un punto del desarrollo sociocultural de los prototipos de civilizaciones basadas en el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas, se alcanzo la saturación sociocultural que podían proporcional dichas especies, lo que origino que la potencia existencial de al biomasa sociocultural infoenergética determinara la extinción de los residuos de aquellas antiguas especies socioculturales infoenergéticas extinguidas en la superficie de la Tierra.

Cuando se produjo la extinción de las especies socioculturales infoenergéticas mamíferas de nuestro planeta se produjo la proyección infoenergética de las mismas, las cuales se proyectaron sobre las Pléyades y la Constelación de Orión donde entraron en resonancia existencial con las especies socioculturales infoenergéticas mamíferas que allí estaban naciendo, siendo esta resonancia existencial una reserva estratégica que seria usada cuando fuera necesario el desarrollo de los prototipos de civilizaciones fundamentadas en el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas, que superasen las limitaciones de los modelos conseguidos a partir de las especies socioculturales infoenergéticas premamíferas.

Como podemos ver el proceso ha estado siempre bajo el control de la potencia existencial que correspondía al desarrollo sociocultural de la Biomasa Terrestre, de forma que tanto los residuos sobrevivientes de las biomasas socioculturales infoenergéticas premamíferas, como la proyección infoenergética de la conciencia de las biomasas socioculturales infoenergéticas mamíferas extinguidas, entrando en resonancia existencial con las especies socioculturales infoenergéticas mamíferas semejantes, las cuales estaban naciendo en aquellas regiones del espacio. Esto nos permite interpretar de una forma rigurosamente científica lo que hay detrás de el viaje de los millones de años de los faraones en busca de la inmortalidad, así como el hecho de la función que cumple esta resonancia infoenergética en relación con el proceso evolutivo de una especie sociocultural fundamentada sobre el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas.

Por lo cual podemos afirmar que toda interpretación de estos fenómenos distinta de la que acabamos de exponer, es una manipulación en beneficio del desarrollo a escala mundial de la Contrarrevolución Burguesa Postmoderna.

 

 

LOS RESTOS DE LA TRANSICIÓN DE UNA TECNOLOGÍA SOCIOCULTURAL INFOENERGÉTICA A MECANICISTA


Nos queda por dilucidar un hecho. Los procesos infoenergéticos realizan la proyección de los fenotipos infoenergéticos de dichas especies extinguidas, así como de una serie de artefactos tecnológicos que aunque tengan unas características mecanicistas, su realidad existencial operativa tiene su fundamento en una tecnología sociocultural infoenergética. Por tanto estas proyecciones infoenergéticas relacionadas con el desarrollo de una especie sociocultural mecanicista, si dejaran restos de si mismas tendrían unas características biológicas y socioculturales del mismo tipo que las que tenían antes de su extinción.

Con respecto a los restos de sus tecnologías infoenergéticas ergonómicamente adaptados a una simulación funcional mecanicista, resultarían físicamente inviables en una versión mecanicista, aun cuando en el futuro existan tecnologías mecanicistas capaces de realizar interacciones semejantes a las que realizaban las especies socioculturales extinguidas.

Pero hay algo todavía mas importante como es que los cerebros de estas especies tuvieran un mayor capacidad craneal que los de una especie sociocultural mecanicista, lo cual no es producto de la superior inteligencia y capacidad intelectual de estas especies socioculturales extinguidas, sino que al basarse el desarrollo de sus fuerzas productivas sobre una tecnología sociocultural infoenergética, la mayor parte de los recursos fundamentados en las conexiones neuronales de su cerebro estarían dedicados a controlar esta poderosa tecnología, al tiempo que el rendimiento de sus módulos de lógica programada carecería de la capacidad de auto programación, pues al no ser capaces de racionalizar su propia conciencia como puede hacerlo una especie sociocultural mecanicista, vivirían en un estadio de alineación intelectual de su capacidad racional, que seria recogido y progresivamente superado en sus diversos niveles de desarrollo infoenergético de las fuerzas productivas. Que finalmente generaron los fundamentos para poder impulsar el proceso de desarrollo de una especie sociocultural, que al basarse en el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas determinaría la existencia de las condiciones, que habrían emancipado su conciencia de la necesidad de dedicar recursos neuronales al control del poder de la tecnología sociocultural desarrollada por la misma.

En este proceso como ya hemos dicho las especies socioculturales extinguidas así como los procesos de acondicionamiento sociocultural para el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas, no tienen nada que ver con el creacionismo divino o extraterrestres sino que son procesos de tipo genético exteriorizados culturalmente de forma mecanicista, porque se trata de una especie sociocultural heredera de la memoria genética de las especies socioculturales infoenergéticas extinguidas, cuya tecnología sociocultural forma parte del acervo genético de la nueva especie, de modo que este acervo genético actúa durante el proceso de gestación de la tecnología sociocultural mecanicista de la nueva especie y su puesta a punto, cosa que el parasitismo sociocultural infoenergético de la alineación religiosa y espiritual que hizo posible el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas, utiliza para difundir en la actualidad el oscurantismo creacionista divino o extraterrestre, al tiempo que este obscurantismo mimetizado como materialismo burgués con sin burguesía, al impedir el desarrollo sociocultural del materialismo dialéctico e histórico ha dado crédito al absurdo aristocrático burgués de pensar que unas culturas fundamentadas sobre el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas tuvieran esa capacidad imaginativa.

Aunque justo es decirlo: es preferible sobrevalorar la imaginación que creer el al absurdo creacionista divino o extraterrestre, sobre todo si tenemos en cuenta que el materialismo histórico y dialéctico apenas se había desarrollado como metodología científica polivalente, hasta hace muy pocos años.

Solo una pequeña pincelada para concluir. En nuestra obra la Ingeniería Infoenergética establecimos el fundamento científico de la totalidad de los fenómenos infoenergéticos, mal llamados parapsicológicos, lo que implicaría que las inercias socioculturales no solo podrían venir de lugares de nuestro volumen universal, sino también del conjunto cósmico que representa la actualidad diacrónica de todo nuestro pasado, presente y futuro. Esta actualidad diacrónica nos genera la inercia existencial para que cualquier tecnología mecanicista de nuestro pasado presente o futuro, pudiera a aparecer en restos arqueológicos de hace muchos millones de años. Siendo esta tecnología mecanicista imposible un fenómeno infoenergético provocado por el acervo genético de la tecnología sociocultural infoenergética que actúa en nuestro proceso de configuración como especie sociocultural fundamentada sobre el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas.

 

 

EL MECANISMO SOCIOCULTURAL BURGUÉS DE LA LEY KÁRMICA


El desarrollo de la sociedad aristocrático preburguesa gentilicia tiene la función de sentar los fundamentos socioculturales del desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas, de forma que el mecanismo sociocultural que crea la identidad poética estético emocional divino heroica expropiando a la clase productora plebeya de la comunión gentilicia, convirtiéndola en una clase puramente servil y sin mas derechos que aquellos que la misericordia de sus señores quiera otorgarles.

Como consecuencia de la situación sociocultural servil de la base productora de las sociedad aristocrático preburguesa gentilicia, esta desarrolla una identidad filosófica ideológico intelectual plebeyo revolucionaria, que crea el mecanismo sociocultural identitario de los Alter Ego Proletario Comunistas, los cuales aunque no pueden plasmarse socialmente de forma positiva como identidad comunista o Súper Ello Sociocultural, por no corresponder con el nivel de desarrollo objetivo de las fuerzas productivas que correspondería a la sociedad comunista, si que se convierten en el mecanismo sociocultural de la lucha de clases. Mecanismo de la lucha de clases que determinara el desarrollo sociocultural de las fuerzas productivas y de las relaciones sociales de producción, todo ello sobre la base y en función de la dialéctica sociocultural de la lucha de clases entre el Súper Yo Aristocrático Burgués y el Súper Ello Proletario Comunista.

La Revolución de los Alter Egos se da en todas las civilizaciones aristocrático preburguesas gentilicias, de forma que la reconstrucción de las mismas define el mecanismo sociocultural de la lucha de clases contrarrevolucionaria, cuya función es impedir el desarrollo sociocultural de la lucha de clases y de las fuerzas productivas, creando en beneficio de la sociedad aristocrático preburguesa un mecanismo de eterno retorno, para impedir el desarrollo sociocultural de la lucha de clases y de las fuerzas productivas, que tiene la función de impedir el desarrollo lineal de las fuerzas productivas y de las relaciones sociales de producción que llevarían a la sociedad comunista.

Este mecanismo sociocultural contrarrevolucionario de eterno retorno que las diferentes sociedades aristocráticas heredaron genéticamente por vía sociocultural, a través de los diferentes procesos de reconstrucción del orden social aristocrático preburgués derrocado, alcanza su máxima perfección contrarrevolucionaria con en la India con la Creación del Mecanismo Sociocultural de la Ley Kármica.

Las civilizaciones asiáticas herederas genéticas de las conquistas socioculturales de las civilizaciones africanas y americanas una vez agotada su capacidad por el mecanismo sociocultural contrarrevolucionario, transfieren su potencia sociocultural a las occidentales.